Autoridad espiritual

Autoridad espiritual

Mateo 8:9

La mayor debilidad es la ausencia de autoridad. Juan el Bautista inició su ministerio y decía: “arrepentíos”. Es un término en la psicología que significa: “cambio del pensamiento”. Cambia la manera de pensar en que has sido condicionado. Jesús sabía quién era Juan. El era la autoridad establecida por Dios. Aunque Jesús era Dios, se sujetó a la autoridad.  Juan tenía la autoridad dada por Dios. Muchas veces la iglesia tiene gente talentosa, con dones, capacidades pero, no se sujetan a autoridad  alguna. Los líderes caen en pecado porque  no responden a nadie. No hay nadie que los corrija, que los siente.

Jesús le dijo: Juan aunque nos conozcamos, tú eres la Autoridad de Dios. “Deja ahora así conviene que cumplamos toda justicia”. El ministerio no es poder, unción, dones, talentos, es ubicarse en la posición correcta. Tan pronto Jesús se sujetó a Juan inmediatamente los cielos se abrieron. ¿El cielo se te ha cerrado? Podrá ser que no estás en sujeción.

Cielos abiertos significa:

  • Acceso
  • El Espíritu de Dios vino sobre el Señor. Unción del Espíritu de Dios. Aunque haya nacido de nuevo, hay una unción que sobreviene cuando te sujetas a la autoridad.
  • Una voz habló: “Este es mi Hijo Amado en quien tengo contentamiento”.

Cuando te sujetas no te tienes que promover, Dios te va a promover. Nuestro éxito ha sido que nos hemos sujetado a la autoridad. Jesús comenzó a hacer milagros. Le preguntaron a Jesús: ¿de dónde obtuviste la autoridad? No le preguntaron de dónde sacó el poder sino la autoridad que es el permiso legal para obtener poder. ¿Quién te autorizó para hacer milagros?

Jesús no dijo mi Padre. Dijo: ¿quieren saber de donde obtuve mi autoridad? La respuesta está en la contestación que me van a dar. ¿El Bautismo de Juan era de Dios o de los hombres? ¿Quiern saber de donde obtuve mi autoridad? De mi Pastor Juan. ¿Bajo quién estás sometido? ¿Quieres tener éxito? Sujétate a la autoridad. Si desea el ministerio siga a Jesús, encuentre su autoridad y sujétase.

La verdadera autoridad es cuando nos colocamos bajo autoridad.  Primero  la de Dios y luego las que Dios ha establecido.  Nadie está apto para ejercer autoridad a menos que primero esté bajo autoridad.  Dios tiene un orden, cuando nos salimos de ese orden estamos en desorden.

El pasaje del centurión es el que mejor ilustra a una persona en autoridad.  El dice: “Yo estoy bajo autoridad.”  Tu y yo nos colocamos bajo autoridad, primero de Dios y luego a las autoridades que Dios ha establecido,  entonces estamos en una posición de ejercer autoridad.  Sino estamos sujetos a autoridad no podemos ejercer autoridad.  No hay nadie que sea apto para ser autoridad delegada de Dios a menos que sepa estar bajo autoridad.

Muchos han desconocido la autoridad de Dios y eso ha traído inseguridad y un ambiente de anarquía.  La mayoría de los problemas se debe a que no se estableció a tiempo el principio de autoridad.

Efesios 1:12-23  Dios por medio de su super eminente poder, resucitó a Cristo y lo colocó sobre todo poder humano y demoníaco.  Está en un lugar donde ejerce autoridad.  (Efesios 1:22)

Jesucristo es cabeza tutelar de la iglesia y creación.  El está a la diestra del Padre donde está ejerciendo autoridad.  Todo nombre que se nombra en el cielo y en la tierra tiene que sujetarse al Señorío de Cristo.

¿Qué relación práctica tiene con nosotros?  Con Cristo nos resucitó y nos exaltó a ese lugar de autoridad.  (Efesios 2:5-6)  Con Cristo sentados en ese lugar de suprema autoridad.  Tiene que comprender (por revelación) que usted está “sentado ya en lugares celestiales con Cristo”.

El enemigo quiere que en nuestra experiencia diaría nos olvidemos de esa realidad espiritual.  Tenemos dos opciones: andamos en el espíritu o andamos en la carne.  Si andamos en la carne, todas las circunstancias que nos rodean nos van a afectar.  Si andamos en el espíritu vamos a vivir por encima de las circunstancias.

Tenemos que reconocer nuestra autoridad y saber usarla en una forma sabía pero certera.

¿De dónde emana nuestra autoridad?  Del lugar que nosotros estamos en Cristo Jesús.  Esa es la voluntad de Dios ponernos en un lugar donde el enemigo no nos pueda alcanzar.  Somos muy suceptibles a los ataques del enemigo porque todavía no hemos reconocido que estamos en un lugar santo con Cristo.

1 Pedro 3:22 . . .  Los angeles, potestades y virtudes sujetas a la autoridad de Cristo.  LA SUJECION ES LA RESPUESTA CORRECTA A LA AUTORIDAD.

Para que nuestra autoridad sea efectiva tenemos que enfrentarnos a una batalla con Satanás (Apoc. 3:21).    Tenemos que vencer y desalojar al enemigo de las áreas de nuestra vida que él ejerce gran influencia.  Si nosotros queremos tener autoridad espiritual sobre el enemigo tenemos que:

  1. Levantarnos contra el enemigo
  2. Desafiarlo
  3. Entregarnos en una lucha tenaz contra Satanás, en cualquier área de nuestra vida que está afectada por él.

Apoc. 2:26; Juan 17:2.  Jesucristo tenía autoridad sobre seres visibles e invisibles.  ¿Cuál es el lugar de autoridad?  A la diestra del Padre.  Jesucristo sentado allí y nosotros sentados junto a El.  Por nuestra identificación y participación con Cristo.

Hay condiciones que cumplir para que esa autoridad sea efectiva.  2 Cor. 10:4 – Satanás ha eregido fortalezas.

¿Cuándo va a funcionar la autoridad de Dios?

  1. 2 Cor. 10:6 “Cuando nuestra obediencia (acción) sea cumplida” Nuestra autoridad va a ser en proporción a nuestra sujeción.

¿Qué neutraliza la autoridad espiritual en nuestras vidas?

Es una actitud de desobediencia a las autoridades constituidas por Dios.  Luchar contra las tendencias de nuestro corazón, que tiene un alto grado de rebelión.  La autoridad no funciona si hay rebelión.

SUJECION – ACTITUD

OBEDIENCIA – ACCION

Hebreos 13:17

Mientras más nuestra obediencia aumenta más nuestras acciones disminuyen.

El enemigo imita los dones,  pero, no puede imitar la sujeción a las autoridades, la obediencia, la fidelidad, la lealtad.

Puede tener la doctrina, la teología correcta. Pero, si la motivación no es correcta está operando bajo el principio de Satanás.  “Todo lo que hagáis sea de pa;abra o de hecho hecho, hacedlo todo para la gloria de Dios.”

  1. Lucas 19:17-18 FIDELIDAD

Si ha sido fiel en el lugar que Dios le ha puesto; El le va a elevar.  Mateo 24:45 – Le puso en lugar de autoridad porque era fiel.  Ser fiel a Dios lo demostramos: con la lectura de la Biblia, oración, ayuno, congregarnos, dando nuestros diezmos, obedeciendo las autoridades que ha puesto sobre nosotros.

  1. Mateo 20:25 SERVICIO

Servir para reinar.

Exodo 24:13

Josué – Servidor de Moíses

Exodo 33:11 – 40 años le sirvió Josué a Moisés.  Casi sin reconocimiento  y sin recompensa pero Dios le exaltó.  Números 27:18

¿Sabe como es promovido el siervo?  Cuando es fiel en servir.  La autoridad se gana en el servicio.

Elías y Eliseo – 1 Reyes 19:21

  1. Victoria sobre Satanás

El es el enemigo de la autoridad.  El quiso usurpar la autoridad de Dios y pone en el corazón nuestro el usurpar la autoridad que está sobre nosotros.  Rebelión es la oposición que hay en nosotros hacia la autoridad.

2 Pedro 2:10 – El rebelde desprecia la autoridad, reta la autoridad.  El pecado de rebelión es como la adivinación.  El infringir las leyes de Dios es como la brujería, 1 Samuel 15:22-23.  La rebelión desconoce la autoridad de Dios y las autoridades delegadas por Dios y se somete a  la autoridad de Satanás.

Salmo 66:7; Salmo 38:6  El que es rebelde mora en tinieblas.

Isaías 1:20; Isaías 63:10; Prov. 17:11

Cuando hay oposición a la autoridad hay:

  1. Sequedad
  2. Fracaso
  3. Esclavitud

Aprendamos a sujetarnos a:

  1. Dios
  2. Palabra de Dios
  3. Espíritu Santo
  4. Personas que Dios ha puesto sobre nosotros en el:
  • Hogar
  • Trabajo
  • Iglesia Cristiana Sendero de la Cruz
  • Gobierno

Cada vez que operamos de acuerdo al principio de Jesús:

-Reconoce quién es la autoridad y se somete a la autoridad

-Se somete a las autoridades que Dios ha puesto.

Entonces el reino de Satanás comienza a desvanecerse.