La Oración hace que el Espíritu Santo Actúe

La Oración hace que el Espíritu Santo Actúe

Es hora de entregarnos a la oración como nunca antes.  Trabajan más cuando oran.

En Éxodo 2:23-24 dice: “Aconteció que después de muchos días murió el Rey  egipcio, y los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre, y clamaron, subió a Dios el clamor de ellos con motivos de su servidumbre.  Y oyó Dios el gemido de ellos y se acordó de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob”.  Y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios”.

La oración hace  que Dios vea y descienda.  No basta enviarte a Gabriel o Miguel, voy a bajar yo mismo

.Jeremías 33:3 “Clama a mi y yo te responderé y te enseñare cosas nuevas que tu no conoces

.Secretos notables

  • “Mirad a mi sed salvos”
  • “Venid a mí los trabajados y cargados”
  • “Clama a mí y yo te responderé

Tienes un Dios que responde a la oración.  No se dé por vencido.  No hay nada que suceda que Dios no pueda cambiar.   Si oramos Dios nos bendecirá, nuestra familia, nuestras finanzas y nuestra tierra.   El que ora con convicción conoce las promesas de nuestro Señor.

2 Crónicas 16:9 “Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con El.”

Venían tres ejércitos contra Josafat.  Estos representaban el poder del diablo.

Problemas abundantes, todos en contra de uno.  Un mundo atacado por el diablo y los espíritus malvados.

Efesios 6:12 “No tenemos lucha contra carne ni sangre, sino contra principados y señores en las regiones celestes”.  Fuerzas que vienen en su contra.

“Ninguna arma forjada contra ti prosperará y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio, esta es la herencia de los siervos de Jehová”  ¿Qué hizo Josafat?

2 Crónicas 20:2-3. Tuvo mucho miedo.  Todos tenemos miedo de vez en cuando.  Viene algo malo, una enfermedad Terminal, el hogar parece que se va a romper.  No tenemos que aceptar ese miedo.  Dios es la respuesta.

Josafat se propuso buscar al Señor, proclamó ayuno, juntos buscaron al Señor.  No vamos a dejar que el diablo se robe a nuestra familia.

2 Crónicas 20:6 dice: Tú eres Dios en los cielos. Tienes dominio sobre  todos los reinos. ¿No está en Tu mano tal fuerza y poder? ¿No echaste tú los  moradores de esta tierra delante de tu  pueblo.

Cuando ore recuérdele a Dios lo que El hizo.  Como ha respondido a las oraciones en el pasado, lo hará hoy también.  Hay un llamado de Dios como nunca antes a orar y ponernos a la brecha del camino por nuestro Puerto Rico, por nuestras familias, por la Iglesia del Señor y por todos los líderes y  pastores de nuestra tierra.

Si se humillare mi pueblo  sobre el cual mi nombre es invocado y oraren y buscaren mi rostro y se arrepintieren de sus malos caminos, entonces YO oiré desde los cielos y sanaré su tierra”.