2 de Reyes 3:17
Pastora Elizabeth Guidini

Todos enfrentamos situaciones que parecen imposibles de resolver. Pero, necesitamos tener la perspectiva correcta. Él tiene la solución. El Señor sabe cómo hacerlo para que llegues a su destino.

Piense en David y Goliat. Goliat era fuerte, experimentado, era un hombre de guerra desde su juventud. David cuidaba las ovejas de su padre. No  tenía años de entrenamiento militar. Solo tenía algo sencillo, una honda que no requería una armadura. Esa honda ayudó a David a derrotar a Goliat y al fin llegar al trono.

En 2 Reyes 7 se narra la historia de cuatro leprosos que estaban rodeados por el ejército Sirio. Parecía que todo estaba en su contra. Caminaron al campamento enemigo. Dios hizo que el ruido de sus pasos se multiplicara y esto salvó al pueblo.

En el Evangelio según San Mateo capítulo 14, la Escritura menciona el momento en que Jesús tomó cinco panes y dos peces y oró a Dios y se multiplicaron.

En Mateo 17:24-27 la Biblia habla de que Pedro tenía que pagar los impuestos y Jesús le dice: “Ve al mar, y echa el anzuelo, y el primer pez que saques, tómalo, y al abrirle la boca, hallarás un estatero; tómalo, y dáselo por mí y por ti”.

Muchos dicen: “¿Cómo voy a salir de las deudas?” pero, viene un buen cambio, una idea, una llamada, como David, una honda. No necesitas tener más talento, más diplomas, solo un toque del favor de Dios. Algo sencillo le llevará a un nuevo nivel. Algo sencillo derrotará a sus gigantes.

Su problema se resolverá, su caso legal se resolverá y su salud mejorará. Algunos dicen: “Esto para mí es imposible” pero, para Dios es algo sencillo. Todo el poder está en las manos de Dios. No puedes caminar preocupado y molesto. Vas a mantener la fe sabiendo que algo viene hacia ti. Muchos no pueden vencer un desafío.

Muchos piensan: “Todos en mi familia tienen las mismas adicciones. No tengo talento”. Deshágase de esa mentalidad de derrota. Para Dios es algo sencillo hacer que sus sueños se realicen, que usted viva sano y pleno.

Dios tiene ya la solución. Él te dio la gente correcta, los cambios correctos. Las oportunidades correctas están en tu futuro. Siga caminando en fe, honrando a Dios y entrará a la oportunidad correcta. Dios saca la persona equivocada y trae la correcta. Todos enfrentamos tiempos difíciles y es fácil frustrarte pero, Dios le llevará donde se supone que esté. A veces pensamos que eso nunca va a cambiar.

Mardoqueo era un hombre íntegro. Amán trabajaba con el rey y armó un plan para matar a Mardoqueo. “Una noche el rey se desveló y dijo: dijo que le trajesen el libro de las memorias y crónicas, y que las leyeran en su presencia. Entonces hallaron escrito que Mardoqueo había denunciado el complot de Bigtán y de Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, que habían procurado poner mano en el rey Asuero.Y dijo el rey: ¿Qué honra o qué distinción se hizo a Mardoqueo por esto?   Se preguntó: ¿Qué le haré al hombre que le hizo algo bueno al rey? Entonces le ordenó a Amán a ponerle el manto real a Mardoqueo y a pasearlo por las calles anunciando cuanto el rey lo honraba”. Ester 6:1-11

No pelee usted las batallas, deje que Dios las pelee. Dios alinea la gente correcta que hablen de usted. En 2 Reyes 3:17  Dios le habla a Josafat y le dice: 17 Porque Jehová ha dicho así: No veréis viento, ni veréis lluvia; pero este valle será lleno de agua, y beberéis vosotros, y vuestras bestias y vuestros ganados”. Ellos no tenían agua en el desierto y vino el rey al profeta.

Dios hará que seas victorioso frente a tus enemigos. En la mitad del desierto el agua fluía. Lo que Dios habla sencillo, para nosotros es sobrenatural. Logrará sus sueños. No va a suceder de manera normal. Ese valle está lleno de agua. La situación da la vuelta. Es Dios dándole agua sin lluvia.

El informe médico, el pronóstico dice que no mejorará. Dios hace algo sencillo y usted no tendrá el crédito, es la mano de Dios. Es agua sin lluvia. Dios tiene bendiciones explosivas. Prepárese para algo fuera de lo ordinario, para más de lo esperado. ¡Quítele los límites a Dios!

Llenará los valles como nunca imaginó. Su fe es la que activa el poder de Dios cuando está en la sequía. Si está tentado a desanimarse, a quejarse y si no es cuidadoso dirá: “Esto es lo que me toca”. Tal vez pensará que esto nunca va a cambiar. Pero como Dios le dijo a Josafat, te dice que el valle se llenará de agua.

Eliseo lo llevó más allá. No va a llover, no vas a ver nubes pero, el valle se llenará de agua. Si estás en un desierto debes hacer como Josafat, aunque no veas ninguna señal, y otras voces te digan que es imposible, vas a creer lo que Dios dijo. Que Él puede traer agua sin lluvia. Que puede convertir este desierto en arroyo. Puede hacer un camino donde no lo hay. Cuando usted cree todo es posible. Deje de decir que es imposible. Servimos a un Dios Sobrenatural. Recibirás un toque de Su favor.

El pueblo de Israel se quejó ante Moisés porque no tenían carne. Dios les dijo que les daría carne por un mes. Dios le pregunta a Moisés: ¿Hay algún límite a mi poder? Dios puede traer carne sin carnicerías. Ir por el desierto sin un GPS. Dios cambió la dirección del viento y trajo codornices del mar. No tuvieron que ir a buscarlas, vinieron a ellos.

Dios pensó en entregar a domicilio antes  que nadie. Usted dice: “Esta situación nunca va a cambiar”. Dios te hace la misma pregunta. “¿Hay algún límite a mi poder?” Él puede hacer que tu sueño se realice. Puede hacer que todo cambie a tu favor. Por treinta días el pueblo estuvo comiendo codornices.

¿Necesita sanidad para su enfermedad? ¿Necesita que un hijo regrese a casa? ¿Necesita un cambio para lograr sus sueños? Si Dios lo hizo por ellos, también lo hará por ti. Dios soplará en tu dirección. Te dará agua sin lluvia.

En Mateo 8:8-13 el centurión respondió y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará.Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.10 Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe”.

¿Estás enfrentando una situación que parece imposible que se resuelva? Para Dios es algo sencillo. El suple tus necesidades. Ese informe médico que parece que todo es imposible, pero viene sanidad. El es Jehová Rafa, tu Sanador. ¿Su hijo se fue? ¿Tienes problemas en tu trabajo? Cambia tu actitud y declara: “Señor para ti todo es posible”. No importa lo que esté enfrentando, Dios lo hará por ti. Tenga la perspectiva correcta.

El traerá agua sin lluvia. Sucederá de manera diferente. El viento cambia de dirección. El campamento de Israel está lleno de codornices. El problema cambia. Si Dios lo hizo en el pasado, también lo hará hoy. Sucederán cambios sobrenaturales, oportunidades, provisión, sanidad. Vientos del favor de Dios, que cambia tu destino. Cuando no veas la salida puedes tener la seguridad de que Dios sí la tiene. Mantenga la perspectiva correcta durante la adversidad y la dificultad.

Puede confiar en Dios. Él tiene la solución aunque no vea la manera, Dios puede tomar lo que menos probabilidad tenga y hacerlo un catalizador para el cambio en su vida. Dios toma algo ordinario en su vida y hace algo extraordinario.

Cuando permite que su fe crezca y la ejerce, debe prepararse porque aquello sencillo se volverá algo extraordinario. Usted no lo puede hacer por sí solo pero, Dios lo hará por usted. ¡Verá lo sobrenatural de Dios!