Más bienaventurada cosa es dar que recibir

Más bienaventurada cosa es dar que recibir

Lucas 6:38

Debo soltar para recibir. La felicidad consiste en dar más que recibir. Matrimonios infelices, que el otro me dé. Que se haga lo que yo digo. La clase de felicidad es que yo me haga responsable de la felicidad de mi cónyuge.

Primer Principio: Dar más que recibir.

El cristianismo en contra del mundo. El mundo dice: “busca tu placer, piensa en ti, afirma tu yo. Si los demás se hunden piensa en ti”. Jesús dice: “La llave de la felicidad, dichoso, es dar más que recibir”.

¿Estás esperando recibir amor; da amor? ¿Estás buscando amor, te sientes solo? comienza tú a amar. Los que siempre están demandando se quedan solos. ¿Estás esperando recibir perdón?; da el perdón primero. ¿Tienes sentimientos de culpa, quieres perdón? suelta el perdón.

“12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. 13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén. 14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas”. Mateo 6:12-15.

Tienes alguna necesidad, has estado orando que Dios responda a tu aflicción y no ha pasado nada, que tal si oras por las necesidades de los demás.

“10 Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job” Job 42:10.  Job estaba quejándose y pidiendo a Dios por su aflicción. Quitó Dios la aflicción de Job. En vez de centrarse en su dolor, oró por sus amigos, recibió respuesta a su necesidad. Estás esperando recibir bendición material, una mejor posición económica, suelta el dinero.

38 Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”. Lucas 6:38 La rueda de la bendición se inicia, se moviliza cuando doy. Esto no es  solo para algunos momentos especiales. Primero lo soltamos y luego nos da.

10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Malaquías 3:10

24 Hay quienes reparten, y les es añadido más; Y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza. 25 El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado”. Proverbios 11:24-25

Esto va  en contra de la corriente del mundo. El mundo dice: Retened. Tienes que elegir a quien creerle, si al mundo o a Dios. Si a los principios de Dios y del Reino o los principios del mundo. “Con la medida que mides serás medido”.

Segundo Principio: Recuperar lo que hemos perdido.

Hay cosas que hemos perdido. La gente, nosotros, el diablo nos han robado. David en Siclag: 19 Y no les faltó cosa alguna, chica ni grande, así de hijos como de hijas, del robo, y de todas las cosas que les habían tomado; todo lo recuperó David”. 1 Samuel 30:19

22 Mas este es pueblo saqueado y pisoteado, todos ellos atrapados en cavernas y escondidos en cárceles; son puestos para despojo, y no hay quien libre; despojados, y no hay quien diga: Restituid”. Isaías 42:22. El pueblo de Dios en lugar de pararse y recuperar lo perdido, abiertos al despojo, quejándose.

Aquí estamos para dar la orden de restitución sobre tu vida. Dios va a restaurar porque Su Palabra lo promete. Dios va a restaurar lo que te ha sido quitado. Dios va a restaurar, no solo lo que perdiste sino más.

¿Qué es restauración? Lo que era tuyo conforme a la voluntad de Dios te será devuelto en mayor cantidad y calidad. Los cristianos nos desalentamos porque desconocemos  la doctrina de la restauración. Si conocemos que lo que perdimos será devuelto en mayor cantidad y calidad, entonces las pruebas serán enfrentadas con fortaleza.

Zacarías 9:12 “Volveos a la fortaleza, oh, prisioneros de esperanza: hoy también os anuncio que os restauraré el doble”.

¿Qué le pasó a Job? 10 Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job”. Job 42:10. La doctrina de la restauración y restitución se aplica. Todas las cosas el doble. Tal vez sufriste abandono, confusión, vergüenza, humillación.

En lugar de vuestra doble confusión y de vuestra deshonra, os alabarán en sus heredades; por lo cual en sus tierras poseerán doble honra, y tendrán perpetuo gozo”. Isaías 61:7 Doble honra. Fuiste humillado, avergonzado, rechazado, Dios te dice que te va a restaurar doble honra. Doble en honra, en gozo, en ministerio, en unción, en dinero. Restaura no solo lo que perdiste sino en mayor cantidad y calidad.

Doble es el mínimo. Pero en la TORAH, la ley estableció que la restitución fuese siete veces más. Los saciados se alquilaron por pan, Y los hambrientos dejaron de tener hambre; Hasta la estéril ha dado a luz siete, Y la que tenía muchos hijos languidece”. 1 Samuel 2:5 Ana cantaba: “Los hambrientos dejaron de tener hambre, la estéril ha dado a luz a siete”.

26 Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que vendare Jehová la herida de su pueblo, y curare la llaga que él causó”. Isaías 30:26.  Dios restaura no solo que perdiste sino en mayor cantidad y calidad.

 “29 Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, 30 que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna”. Marcos 10:29-30.

El doble, siete veces más, cien veces más. No solo lo que perdiste sino que te restaura 100 veces más. Los cristianos nos desanimamos, nos desalentamos, porque desconocemos en los momentos de tribulación, la restitución o restauración. Si sabes que lo que perdiste será devuelto, entonces podrás enfrentar los problemas, la adversidad con fortaleza. 25 Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros”. Joel 2:25.  Va a restituir el tiempo, los años, afectos, oportunidades, dinero.

¿Cómo recibir la restitución?

  1. Pídelo
  2. Colócate en armonía con Dios. Si en un área hiciste algo pecaminoso, fuiste mal mayordomo; hiciste algo negativo; arrepiéntete y cambia. No pidas que Dios restaure tu matrimonio si sigues en adulterio. No pidas que Dios restaure tus finanzas sino das tus diezmos. No pidas que Dios restaure tu vida afectiva si sigues con odios en tu corazón, perdona.
  3. Si dañaste a alguien. Restituye. Lo que queremos que los demás hagan con vosotros, hacedlo primero. Zaqueo y su familia fue restaurada. Cuando él dijo que iba a devolver el cuatro tantos. Rectitud, cosas materiales, emocionales, ministeriales. Restituir a los que dañaste.
  4. Permanentemente dar la orden de restitución.