Un nuevo comienzo

Un nuevo comienzo

Cansados de intentarlo y han fracasado. Todo lo que emprenden les sale mal. Gente que volvió a empezar de nuevo.

Ejemplos de personas que no se dieron por vencidas:

  1. Un hombre que comenzó cinco compañías de automóviles y las cinco quebraron. Por sexta vez y esa tuvo éxito: Henry Ford.
  1. Otro hombre fue despedido del periódico porque le dijeron que no tenía imaginación ni buenas ideas. Empezó una serie de empresas y fracasó porque las palabras del dueño del periódico las tenía en su mente. Un día en el garaje vio un ratón e inventó al famoso Mickey Mouse que luego se convertiría en una legenda.
  1. Otro hombre le rechazaron en su equipo de basketball en su escuela. Le dijeron que no tenía puntería de acertar los tiros, no había nacido el deporte. Hace un tiempo le habló a una cadena de TV. “Perdí 300 juegos y no acerté, 9,000 tiros. En 26 ocasiones me han confiado el tiro ganador y he fracasado. Pero, siempre vuelvo a comenzar y por eso tengo éxito. El hombre se llama Michael Jordan.
  1. Otro hombre, que su padre murió a los cinco años. A los 16 años abandonó la escuela. A los 17 años había perdido cuatro trabajos. A los 18 años se casó y a los 19 años fue padre. A los 20 años su esposa lo abandonó y se llevó a su hija. De los 18 a los 22 años fracasó como conductor de ferrocarriles, como miembro de las fuerzas armas, como vendedor de ferrocarriles, vendedor de seguros y le rechazaron en la Escuela de Leyes.

Se le ocurrió que era un buen cocinero, así que obtuvo un empleo como cocinero. Convenció a su esposa que volviera con él y juntos trabajaron en el pequeño café y se retiró a los 65 años. En su primer mes de retiro recibió el seguro social de $105.00.No quería que el gobierno se ocupara de él y coqueteó con el suicidio.

Escribiendo su testamento se encontró así mismo por primera vez. Decidió que no había terminado. Sabía algo que nadie lo haría igual. Fue al banco pidió un préstamo de $87.00 contra su cheque del seguro social. Compró algunas cajas de pollo, los preparó con la receta especial que desarrolló en el pequeño café. Comenzó a vender su pollo puerta por puerta en su pueblo de Corbin Kentucky y se convirtió en el Rey del Imperio Kentucky Fried Chicken. Su nombre, el Coronel Sanders.

  1. Otro hombre, de niño no habló hasta los cuatro años. Aprendió a leer a los siete años. Le llevaron a los psicólogos, le dijeron a los padres, su hijo es deficiente mental. Es lento, antisocial. Tiene un problema en el cerebro. Fue expulsado de la Escuela Politécnica de Zurich por retraso mental. No sabían que estaban expulsando a Albert Einstein.
  1. Otro hombre que de niño era muy torpe para hacer cualquier cosa. Fue despedido de sus primeros dos trabajos. No era productivo. Su nombre Thomas Edison.
  1. Otro hombre que quería ser actor y los ejecutivos de la industria del cine de Hollywood le dijeron que no tenía lo que necesitaba para llegar a la gran pantalla, que nunca sería una celebridad. El dijo, yo volveré a intentarlo. Se presentó en todos los “castings” y fue seleccionado para interpretar a Indiana Jones. Su nombre Harrison Ford.
  1. Jimmy Denny, gerente del estudio de grabación mas grande, despidió a un novato cantante y le dijo: “Usted no tiene talento, dedíquese a manejar un camión”. Ese día le cerraron la puerta a Elvis Presley.
  1. Un muchacho presentó un plan de negocios a su profesora de la secundaria. Le puso F por el proyecto. Le dijo: Aunque está pasable es ciencia ficción. Esto de llevar paquetes de puerta a puerta nunca se dará en Estados Unidos. El no se dio por vencido. Su nombre Fred Smith fundador de FedEX que genera 6,000 millones anuales.

Gente que volvió a empezar. Nunca vas a empezar con profecías negativas. Te catalogan nunca vas a ser nada. Nunca lo lograrás. Nunca serás de esos que escriben la historia. Nunca dejarás una huella en la arena. Volver a empezar. No sé, se me derrumbó la familia, el negocio.

Gente que persistió. Fracasaban, tenían algo en particular, siempre volvían a empezar. Lo peor que podemos hacer es resignarnos. Resignación =Gente Rendida. Siento que la vida se me cayó encima. La fe mueve la mano de Dios. No la lástima, ni la frustración. La fe hacía que los paralíticos caminasen. Satanás sabe que si te resignas nunca lograrás levantarte.

Hablo hoy a los que se sienten que sus sueños han muerto, pero la semilla está viva. Zorobabel comenzó a construir el templo. Se le opusieron pero el echó los cimientos y luego estuvo diez años sin construir. Tengo una familia destruida, una empresa estancada. Escritores, poetas, compositores, han tenido intentos fallidos y han dejado sus sueños a un lado.

Vuelve a empezar. Es que no tengo fuerzas, dicen muchos. Zorobabel, diez años después,  viene un profeta y les dice que vayan a las montañas y que traigan madera. Un ladrillo a la vez, después de todo devastado.

Tienes que volver a empezar. Es una orden divina, no es una opción, ni una sugerencia. David volvió a empezar. Aún cuando se equivocó y fracasó. Luego del Salmo 51, “Su miserere”. Vuelve a empezar. Jamás fue más conforme al corazón de Dios que cuando dijo: “Ten piedad de mí oh, Dios”.

Moisés escapa 40 años, fugitivo al desierto. Por defender a un judío mató a un egipcio. Te he procesado en el desierto para que vuelvas otra vez. Dios tiene favor y misericordia que bendicen. Toda la gente que tiene bendición es porque no se rindieron, no bajaron los brazos, volvieron a comenzar.

Cuando Dios pone un sueño, El es fiel para que se cumpla. ¿Soñaste con qué tus hijos servirían al Señor y éstos están apartados? Sigue orando. No sé por qué me está sucediendo esto. Todo es cada día más oscuro. Cuando más oscura está noche, más cerca está el amanecer. ¿Cree que las puertas se están cerrando? Es porque Dios trae una nueva bendición mayor todavía.

Lucas 5:2 dice que cuando los discípulos estaban lavando las redes Jesús les dice: “Boga mar adentro”. Echa la red a la mano derecha. Toda la noche hemos estado echando la red y nada hemos pescado, “MAS EN TU PALABRA ECHARE LA RED”. Lavar las redes habla de renunciar, rendirse. ¡Cuántos hay resignados, lavando las redes! Hice todo lo que sé hacer. He intentado todo y no me resulta. ¡Vuelva a empezar!

Algunos matrimonios han bajado los brazos. Matrimonios fríos, resignados, son dos buenos amigos durmiendo en la misma cama, pero la que los unía quedó sacrificada en el trabajo. “No creo que vuelva a ser como antes”.

Líderes que perdieron su pasión por servir, no sé que me pasó, se resignan a vivir en una mediocridad espiritual. Gente atada a un hábito secreto que les está carcomiendo el alma y robando la Presencia del Señor. Se resignan diciendo: “es que no puedo ya luchar”. “Estoy solo, me siento tentado y dejo de luchar”. No puedes más, bajas los brazos, no sabes que hacer, ni sabes qué decir.

¿Es la temporada más oscura de tu vida? Jesús te dice: “quiero que vuelvas a empezar”. ¿Por qué nos cuesta volver a empezar?

La indecisión. Te equivocaste, las cosas te salieron mal y te agarra la duda. Piensas que las oportunidades ocurren una sola vez. Fracasaste mucho, pero Dios te dice: “VUELVE A EMPEZAR”. Cuando seas viejo nunca te vas a arrepentir de lo que hiciste bien, sino por lo que no hiciste, lo que no hablaste, lo que no emprendiste, lo que no creíste, lo que no visionaste.

Temor a un nuevo fracaso. Proverbios 29:25 dice que “el temor del hombre le pondrá lazo”. El miedo a emprender me detiene.

Dios se ha olvidado de mí por tantos fracasos. Dios te dice: “Yo no me he olvidado de ti. Isaías 49:15 dice: 15 ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti”. Los que tenemos a Dios, la providencia nos alcanza.

 “Yo me empeciné con tu vida. No te dejo hasta que haya hecho lo que te dije que iba a hacer. No me he olvidado de ti. El Señor usa los métodos que sea para decirte: ¡VUELVE A EMPEZAR!”